Abraza el malestar. Permanece unido. Sé parte del cambio.

 

Para muchas personas, el impacto de las muertes de Rayshad Brooks, George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y las posteriores protestas pueden dar la impresión de que se está despertando una nueva consciencia. Pero se trata de un despertar construido tras años de desigualdad… es mucho más que estos cuatro nombres. Es por Trayvon Martin, Freddie Gray y muchos otros. Hemos alcanzado un momento decisivo en nuestra historia colectiva y en nuestras propias historias individuales para propiciar un cambio duradero.

Esto se ha visto magnificado por las miles y miles de personas del Reino Unido, Francia, Alemania, Australia y otras naciones que se han unido – incluso en medio de una pandemia mundial – para apoyar las protestas de los Estados Unidos, además de condenar el racismo en sus propios países.

El clamor popular y el impulso del movimiento «Black Lives Matter» crearon una ola de Criteos haciéndose preguntas, compartiendo sus propias historias, abrazándose unos a otros y queriendo hacer algo al respecto. Ha quedado claro a través de sus voces, que como empresa, lo que hemos hecho hasta ahora no ha sido suficiente.

Es incómodo para mí admitir que no siempre tengo todas las respuestas, y que no puedo solucionarlo, pero la realidad es que no tengo todas las respuestas ni puedo solucionar esta situación… se mire como se mire, imposible lograrlo sola. Pero como CEO mujer OUT, la preocupación sincera que vi en los empleados de Criteo hacia la desigualdad y la discriminación de todas las comunidades diversas y perseguidas me dejó sin palabras. Me esperanzó tanto que no necesito tener todas las respuestas, porque trabajando juntos y unidos, vendrán por sí solas.

«Think globally, act locally.» (Piensa globalmente, actúa de manera local) Eso es lo que estamos haciendo. Nuestro punto de partida: reunir a los empleados de Criteo para mantener discusiones difíciles y compartir ideas sobre cómo mejorar nosotros mismos y como organización. También estamos ofreciendo educación, así como un mejor apoyo a nuestros empleados de color e indígenas (BIPOC), reduciendo así los prejuicios inconscientes y asociándonos con organizaciones que nos ayuden a corregir los errores de la injusticia racial. Sabemos que para lograr un cambio permanente, es necesario un compromiso diario a nivel macro e individual. De esa manera permitiremos a nuestros empleados iniciar ese cambio hacia el interior de sí mismos, con recursos educativos, capacitación y concienciación continua.

Si nos miramos como organización, a nuestro equipo directivo, a mí misma, nos damos cuenta de que tenemos aún un largo camino por recorrer. En toda la empresa, necesitamos analizar dónde estamos, empezando por la necesidad de una mayor diversidad en las capas superiores de nuestra empresa. Reconozco que esto suena más fácil de lo que es, pero tenemos que empezar por algún sitio, por capas, o si no, no llegará a ser una realidad.

En nuestras acciones a corto plazo, animamos a otros a que se unan a nosotros para donar a organizaciones que luchen por el cambio, como la NAACP, así como para igualar las donaciones de los empleados en un acto de unidad e iniciativa con impacto. Además, hemos establecido grupos de apoyo y estamos construyendo un grupo de recursos para empleados BIPOC para continuar las conversaciones sobre temas de raza y tomar las medidas oportunas a lo largo del año.

Además, planeamos aprovechar nuestras capacidades únicas como empresa de publicidad para fomentar un cambio positivo. Estamos trabajando para activar campañas de marketing probono para organizaciones sin ánimo de lucro, que lideren iniciativas contra el racismo, recaudando fondos e impulsando el movimiento «Black Lives Matter».

También nos enorgullece ver a nuestros clientes posicionándose y alzando su voz y aprovechando su posición para contribuir al cambio. Queremos ayudar a nuestros clientes a compartir los mensajes que sean importantes para ellos en sitios web que promuevan un mundo de educación, aceptación e igualdad. Por eso revisamos periódicamente nuestras relaciones con los proveedores para garantizar que no respaldamos el display de anuncios en contenidos que promuevan el acoso o los discursos de odio de cualquier tipo. Si se nos informa que un publisher ha mostrado contenido racista o que fomente el odio, terminaremos de inmediato nuestra relación con él.

Como empresa, nos sentimos como una gran familia. Nos ha sacudido, como a todo el mundo, este despertar ante la discriminación y la persecución de diversas comunidades. Abrazamos a las comunidades BIPOC de todo el mundo. Lloramos por ellos. Nos unimos para luchar contra ello y prestamos más atención que nunca a las injusticias a las que puedan verse sometidas las personas en cualquier parte del mundo. La respuesta que tengo ahora mismo, una que comparte todo Criteo es complacer, mostrar amabilidad, mostrar empatía y regalar esperanza.

Unidos como empresa, agradecemos las aportaciones y opiniones de nuestros clientes y partners sobre formas para garantizar un cambio duradero y significativo. Seguiré predicando con el ejemplo en la organización y asegurándome de que las palabras se traduzcan en acciones. Criteo cares.