marzo 7, 2019
Compartir

Barcelona acoge un año más el Mobile World Congress 2019

 

Durante 4 días, Barcelona se convirtió en la capital de la tecnología. Un año más, la Ciudad Condal ha acogido otra edición de una de las ferias más importantes del sector de la telefonía móvil, el Mobile World Congress.

En el tradicional escenario de la Fira, el Mobile World Congress ha reunido talento, innovaciones y muchas sorpresas. Más de un millar de empresas se dieron cita para presentar los últimos avances en el 5G, el móvil flexible, la conectividad para los eSports y distintas aplicaciones, muchas de ellas relacionadas con la gastronomía.

Es por ello que el récord de asistentes de 2017 quedó pulverizado gracias a un cartel estelar de invitados. Más de 109.000 asistentes han presenciado esta última edición del Mobile World Congress, dejando un impacto económico de más de 400 millones de euros.

El 5G, una nueva manera de moverse por la red

El 5G, la nueva forma de conectividad, ha sido el producto estrella en el Mobile World Congress. Desde coches conectados hasta operaciones de hospital, pasando por la realidad virtual que permite, por citar uno de los ejemplos más llamativos, ver al equipo de fútbol del Barcelona desde el mismo estadio del Camp Nou, mediante unas gafas de realidad virtual y desde cualquier lugar del mundo.

El 5G nace de la necesidad de cubrir las nuevas expectativas. La navegación requiere cada vez de más datos, las imágenes van cargadas de alta definición y al usuario ya no le sirve una conexión rápida, sino que demanda una conexión más veloz. Cada vez hay más usuarios y más dispositivos, lo que lleva a más tiempo conectados, y aunque el 4G aún pueda abastecer a todo, lo cierto es que los fabricantes y las operadoras han entendido que el 5G será, en breve, el nuevo escenario.

4 Years From Now

De forma paralela, el salón gemelo donde se celebraba la 6ª edición de 4 Years From Now (4FYN) también batió récord de asistencia con 23.000 asistentes. Celebrado en Montjuïc y organizado por primera vez por la GSMA, la patronal del sector que monta el Mobile, tuvo una estética parecida al Mobile World Congress, abriendo sus stands a las grandes firmas tecnológicas en lugar de ser un espacio exclusivo para empresas emergentes locales.

Los debates del Mobile World Congress

 Entre las muchas ponencias y mesas de debate organizadas, hubo un mensaje que caló sobremanera entre los asistentes: la ética, la moral y los valores cuando hablamos en el entorno de la inteligencia artificial. Respeto a la dignidad humana, búsqueda del bien común, seguridad, privacidad… Temas muy candentes y que preocupan por el impacto económico que las máquinas o los robots van a tener en la sociedad, teniendo en cuenta los nuevos oficios que surgirán de la revolución que vivimos y los que desaparecerán, víctimas de estos avances. ¿Deben pagar impuestos los robots? ¿Si ahorramos costes supliendo a personas por tecnología, quién comprará nuestros productos? Preguntas que ya están encima de la mesa y para las que aún no hay respuestas concretas.