febrero 23, 2019
Compartir

Barcelona Fashion Summit 2019

 

El pasado 5 de febrero se celebró la séptima edición del Barcelona Fashion Summit organizado por Moda.es y que convirtió a la Ciudad Condal en el epicentro de la moda. La edición de este año, celebrada en el Teatro Nacional de Catalunya, reunió cerca de 850 directivos y profesionales del negocio de la moda en España.

Principales ideas del Barcelona Fashion Summit 2019

Una de las principales conclusiones del Barcelona Fashion Summit 2019 fue pronunciada por el director general de C&A para España y Portugal, Domingo Esteves: “No estamos consiguiendo explicar el valor del producto y por eso nos apoyamos en el precio”. Esta frase sirvió de punto de partida para uno de los coloquios más esperados con la presencia del director general de Gocco, José María Ruiz; el cofundador de Isdi, Ignacio de Pinedo; así como la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada y el fundador de Yshey, Bernardo Blanco.

Barcelona Fashion Summit 2019

Pese a los evidentes síntomas de crisis, el sector se muestra esperanzado por poder remontar la situación. La tecnología, la innovación y el factor humano son los pilares de esa adaptación necesaria al nuevo contexto que se le presenta. “En el momento, las revoluciones parecen más amenazas que oportunidades, pero una vez pasadas, nadie quiere volver atrás”, expuso el cofundador del grupo de restauración Larrumba, Chiqui Calleja, tras varios paralelismos entre el sector de la moda y el de la restauración.

Uno de esos cambios que produce vértigo está relacionado con la gestión y la propia existencia de las tiendas físicas en este mundo tan virtual. El empresario Dimas Gimeno, en su primera comparecencia pública tras su salida de El Corte Inglés, dejó clara la importancia que tienen esos espacios físicos: “Tener tiendas físicas no debe ser un problema, al contrario, es nuestra gran oportunidad. Nos ayuda a conocer al cliente y saber lo que quiere”.

También intervino la directiva de la agencia DBB, Cristina Zito, quien equiparó la moda con el mundo del motor que comienza a sufrir un evidente desgaste. Los jóvenes, explicó, “ni siquiera conducen”, ya que hoy sólo el 45% de los menores de treinta años tiene carnet. “El coche ha pasado de ser percibido como un elemento de libertad a un problema y trabajar en un concesionario es lo menos aspiracional que hay”. Para terminar, Zito recordó que “la moda, como la industria del automóvil, siempre ha estado basada en sueños y el sector debe reconectar con ello”.

Ya nada se mueve en este mundo sin pasar por el escrutinio de la selección y análisis de datos. Así lo explicó el cofundador de 21Buttons, Marc Soler: “Podemos predecir qué se va a vender, podemos reducir los stocks ante un cambio rápido de las tendencias y podemos ver comportamientos empíricos gracias al big data”. Además, advirtió que los planes estratégicos se elaborarán a un mes vista, para aprovechar al máximo la capacidad de reacción y previsión.

La innovación también fue un elemento sometido a debate. “Han aparecido nuevos modelos de negocio, como Alibabá o Amazon, que han cambiado por completo la forma de hacer las cosas. Incluso condiciona que tengas al alcance de un clic la posibilidad de alquilar o acudir al mercado de segunda mano”, afirmó el socio de McKinsey, Arun Arora.

En definitiva, y después de reseñar la importancia cada vez mayor de otros conceptos como la sostenibilidad, el sello personal, y el consumo digital se ponía fin a una edición exitosa donde, a pesar de las dificultades futuras ya presupuestadas, el retail de la moda mira con esperanza al futuro.