Diferencias y similitudes entre el Remarketing y el Retargeting

 

Partiendo de la base de que ambos conceptos tienen que ver con el marketing y la forma de volver a captar clientes, lo más importante que podemos decir tanto del remarketing como del retargeting es que ambas técnicas permiten, por diferentes canales, poder acceder por segunda vez a un cliente al que previamente hemos conocido y reconocido, con el objeto de volver a situarlo en el centro del escenario de compra.

Si participas en un sorteo y facilitas tus datos personales, esa empresa que sortea alguno de sus productos puede disfrutar de una segunda oportunidad contigo, utilizando esos datos para ofrecerte algo relacionado con la materia del sorteo. Esto es lo que conocemos como remarketing.

El retargeting utiliza códigos, etiquetas y demás huellas para localizar al cliente potencial. Con esa información es capaz de personalizar un mensaje para volver a redirigirlo a la web de la marca, encontrando al usuario en una gran variedad de publishers y páginas web de toda índole.

Similitudes y diferencias

Según hemos visto, estas dos técnicas de marketing son muy parecidas. Tanto el remarketing como el retergeting permiten identificar los intereses y gustos de los usuarios, lo que servirá de gran ayuda a las marcas y retailers para personalizar las ofertas y mejorar las ventas.

A pesar de estas similitudes, el remarketing y el retargeting tienen sus diferencias, principalmente en la estrategia. El remarketing se centra principalmente en la recogida de información de los usuarios para crear listas y posteriormente enviar por email, mientras que el retargeting se basa más en display y en paid ads.

Tipos de retargeting

En función del tipo de etiquetado, disponemos de una enorme variedad de retargeting. Si, por ejemplo, acudimos a las cookies hablaremos de un retargeting-site, si realizamos múltiples anuncios con un amplio catálogo de productos como referencia, recurrimos al retargeting dinámico. En cambio, si nos centramos en el envío y búsqueda de información en correos electrónicos de forma personalizada, el email retargeting y el CRM retargeting serán nuestro mejor aliado.

Campañas publicitarias

Una vez localizada nuestra acción de remarketing o retargeting, tendremos que centrarnos en planificar las campañas publicitarias. Por ejemplo, mediante anuncios en la fase inicial de captación, recurriendo al landing page con el objeto de retener a los que ya te visitan y a través de la segmentación para poder optimizar tu CTR… Todo ello, siempre de forma dinámica y aprovechando las ventajas de los diferentes canales como puede ser el mail o la web.

En resumidas cuentas, si vendes viajes y consigues que X número de personas de cada 100 que ven los anuncios haga clic en ellos, aunque no finalicen la compra en el momento, no hay nada mejor que una cookie para que tu anuncio invite al potencial cliente a volver a tu sitio web. Gracias a las técnicas de remarketing y retargeting, el proceso costará menos, aumentará el ROI y potenciará el branding.