El auge del ecommerce en verano

 

El ecommerce ya ha echado raíces en España. Nos lo dicen los datos: según el último estudio elaborado por eMarketer sobre comercio electrónico en Europa, España ocupa el cuarto lugar en conversiones online, una posición del todo positiva. En concreto, España generó 28.000 millones de euros en ventas en ecommerce en 2018. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el ecommerce español aumentó sus ventas en un 26,4% en el último trimestre de 2018; el año en total supuso un aumento del 29% frente a 2017.

En definitiva, cada vez acudimos más a internet para comprar, probar y a veces devolver productos y servicios, y nuestra confianza en la venta online aumenta al mismo ritmo que las conversiones en web. Pero, tras la rutina del resto del año, llega la temporada estival. ¿Qué efectos tiene el verano en el ecommerce español?

El sector estrella: el turismo

Si ya durante el resto del año el sector turístico es el que más ventas genera para el ecommerce español, en verano se convierte en la gallina de los huevos de oro y, mientras que los sectores de producto ven reducidas sus ventas por imposibilidad de recoger los envíos, este sector, junto con el resto de los servicios, no deja de crecer.

Todo empieza con la búsqueda: Google demuestra que en verano consultamos ofertas de viajes un 45% más que el resto del año. A partir de aquí, el resto es sencillo: agencias de viaje, operadores turísticos, hoteles y compañías aéreas buscan generar la mayor cantidad de conversiones online. Concretamente, agencias y operadores se llevan el 16,5% de la facturación total en internet en España, seguidas por el transporte aéreo, con el 10,1%, y los hoteles y similares, con el 5,5% (datos de la CNMC). Además, dos de cada tres viajeros buscan y realizan estas compras desde sus dispositivos móviles.

Pero todavía impresiona más si comparamos los datos de 2018 con los de periodos anteriores. Las ventas online de hoteles y alojamientos han aumentado un 225% desde 2014 hasta el último trimestre del año pasado, pasando de generar 571.530 ventas a generar más de 2 millones el pasado año.

Una nueva oportunidad: el Black Friday veraniego

Otro fenómeno que impulsa el ecommerce durante el verano es el Amazon Prime Day. Frente a las ofertas flash que lanza el Marketplace durante el mes de julio, los retailers reaccionan compitiendo y aprovechando este empuje para lanzar sus propias ofertas y generar conversiones. En España, Worten, Fnac, PcComponentes o Carrefour son algunos ejemplos de cómo los retailers han aprovechado esta nueva fecha clave en España para lanzar ofertas en sus ecommerce en un momento en que los usuarios se acercan a la web para buscar precios más bajos: una serie de rebajas veraniegas que sus clientes pueden disfrutar mientras combaten el calor. De esta forma, Amazon Prime Day se establece como fecha clave para la venta online en verano, que todo vendedor online deberá tener en cuenta en los próximos años.

Mantén tu ecommerce a punto en verano

Siendo el verano una gran oportunidad para el ecommerce, no deberías caer en el error de descuidarlo. Te damos algunos consejos para evitarlo:

  • Adapta tu mensaje a la temporada. No mantengas el mensaje publicitario que has utilizado durante el resto del año. Tus clientes tienen más tiempo libre y son más susceptibles de recibir tu mensaje: sorpréndelos con algo innovador.
  • Adáptate a todos los dispositivos. Tanto tu publicidad online como tu ecommerce deberían estar preparados para adaptarse a todas las pantallas, que en verano alternamos más que nunca. Revisa la adaptabilidad de tu web y cuenta con soluciones como Criteo Dynamic Retargeting para adaptar tus anuncios a cualquier usuario según sus preferencias y su dispositivo.
  • No desatiendas a tus consumidores. Asegúrate de que tu servicio de atención al cliente sigue funcionando en verano. Si te es más difícil contar con personal que pueda estar atento a las demandas de los clientes, una gran alternativa es instalar un chatbot que pueda encargarse de ello.

No hay descanso para el ecommerce: el verano trae con él una gran oportunidad para la venta online y está en tu mano aprovecharla.