Agosto 14, 2018
Compartir

Estrategias de retargeting y trucos para comenzar

 

El retargeting tiene su origen en una estadística demoledora: el 98% de los compradores online abandonará el sitio web que visita, al menos la primera vez que navega en él, sin llenar su carro de compra virtual, es decir, sin realizar compra alguna.

El retargeting se ha convertido en una de las mejores maneras de volver a conectar con esos compradores recordándoles esos productos interesantes que vieron en su día, pero no compraron finalmente. El retargeting se desarrolla atendiendo a las cinco posibles estrategias que veremos a continuación.

 

Retargeting basado en la navegación

Los usuarios reciben anuncios personalizados y relevantes en función de su historial de visitas. Vemos tres supuestos prácticos para entenderlo mejor:

  • Un usuario navega colocando en su carro de la compra una máquina de café Nespresso. Por el motivo que sea, no finaliza la compra. Esa información ya es relevante para Nespresso para impactarle con anuncios de la cafetera en otras webs y canales.
  • Supongamos que alguien sí compra la cafetera. Por tanto, se genera la oportunidad de publicitar anuncios que complementen la compra con productos relacionados como tazas o cápsulas con distintos tipos de café.
  • Un tercer ejemplo lo representa aquel consumidor que primero navega por la página con la cafetera convencional y luego por otra página con otro tipo de cafetera. Alternar anuncios también es beneficioso.

Según la navegación, el retargeting no es más que la entrega de un mensaje preciso a una persona concreta en el momento adecuado.

 

Audiencia segmentada

Hay distintas maneras de segmentar tu audiencia. Dependiendo del número de veces que visiten tu web o de la última vez que lo hayan hecho puedes incentivar las compras redirigiéndolos con regalos, descuentos, programa de fidelización con puntos, bonificación o recompensas.

 

Centrarse en los términos de búsqueda

Utilizar el retargeting con los compradores tras la búsqueda de palabras clave o frases relacionadas con el negocio es una forma fácil de obtener más ventas. Imagínate la situación: tú tienes una joyería en Galicia y desde Vigo buscan en Google sortijas con diamantes. Acceder a esa búsqueda con un anuncio que publicite descuentos o diseños exclusivos es doblemente eficaz, ya que el retargeting permite no solo dar a conocer lo que oferta, sino que accede a usuarios que no conocen la web del anunciante y de quienes no se disponen datos.

 

Utiliza tu CRM

Si alguna vez has utilizado un programa de fidelización o recursos varios, como sorteos de productos, dispones de un CRM con información más valiosa que si la hubieses conseguido a través de las cookies. Conocerás quiénes son tus compradores y lo que les interesa. Gracias al retargeting podrás cargar datos de CRM directamente en tus plataformas para combinarlos con todo tipo de información recopilada (tiendas visitadas, mails, números de teléfono, historial de ventas, etc.). De este modo, se puede establecer un perfil más completo y aplicar un retargeting en los anuncios mucho más personalizado.

 

Conecta todos los puntos de datos

Los retailers tienen una fuerte competición entre sí. Cualquier detalle decide hacia dónde se inclina la balanza y han entendido que personalizar al máximo sus contenidos puede darles una ventaja en el mercado. Ello requiere de una mayor recopilación y unificación de datos del usuario en todos los dispositivos, canales y plataformas para obtener un conocimiento completo sobre el interés por sus productos y su intención de compra.

Si se dispone de un proveedor que pueda lograr todo ese proceso en tiempo real a través de machine learning, conseguirás aumentar la probabilidad de que los usuarios hagan clic y finalicen sus compras.

Por tanto, se hace necesario un proveedor que utilice esos datos en tiempo real, con capacidad creativa para anuncios de display y de vídeo. El diseño publicitario adecuado para cada dispositivo, cada contexto y cada etapa del shopper journey por la web determinará el ganador entre los retailers que dominen la entrega dinámica. Así encontramos el caso de La Redoute que gracias al retargeting aumentó sus ventas un 60%.