Abril 5, 2018
Compartir

La importancia de cuidar nuestra reputación online

 

¿Cuántas veces has pensado en ir a un restaurante y has cambiado de opinión tras buscarlo en internet y leer unas cuantas opiniones negativas? O quizá dudabas entre distintas marcas para comprarte unas zapatillas y finalmente te decantaste por aquellas que, tras indagar un poco en la red, tenían más comentarios positivos. Esto es lo que sucede cuando te enfrentas a una buena o mala reputación online.

La reputación online no es algo que dependa directamente de las marcas o retailers, la generan terceras personas opinando y conversando en blogs, foros o redes sociales. Es nuestra huella en internet y, en muchas ocasiones, es lo que va a hacer que un comprador se decida por nuestro producto o por el de la competencia. De hecho, esa reputación positiva es una tarea que tardaremos bastante tiempo en conseguir, pero que podremos perder enseguida si no la cuidamos.

¿Cómo conseguimos obtener una buena reputación online?

Sé accesible para el cliente. Hay consumidores a los que les gusta interactuar tras efectuar una compra, por lo que marcas y retailers deben estar muy visibles y ser accesibles para ellos. De esta manera conseguiremos fidelizarlos.

Revisa en distintos buscadores online las sugerencias que aparecen cuando buscas el nombre de tu marca. Así podremos saber lo que se encontrarán nuestros compradores a la hora de buscar información sobre nuestra marca. Una vez hecho esto, debemos establecer una estrategia para revertir esos comentarios negativos y potenciar los positivos.

Tienes que estar presente en redes sociales. Tener visibilidad en estas plataformas es una de las mejores estrategias para darte a conocer y mantener un feedback con los consumidores, además de hacer un seguimiento de la imagen que les transmitimos.

No mientas. Parece algo obvio, pero tiene suma importancia. Si mientes, tarde o temprano el consumidor te descubrirá, perderás a ese comprador y posiblemente a su círculo cercano.

Sé autocrítico. Si encontramos una serie de críticas negativas hacia nuestra marca y están fundamentadas, debemos pedir disculpas y ser conscientes de nuestros fallos. Reconocer los errores es un punto importante a la hora de tener una buena reputación online.