Las 3 principales tendencias del mercado global

 

Constantes, radicales e indefinidos. Así son los cambios motivados por la irrupción de la tecnología en nuestras vidas. La nueva forma de consumo no es más que un efecto secundario de esta transformación, por lo que los retailers deben permanecer atentos, ante la presencia cada vez más amenazante del ecommerce, para seguir siendo competitivos.

Para una buena estrategia de marketing, la omnicalidad debe estar presente, así como una promoción de tu app de compra. Hay tres tendencias que se han arraigado en el mercado global y que los retailers deben tener en cuenta a la hora de establecer sus estrategias tanto en ecommerce como en puntos de venta físicos:

El auge del mobile

Los consumidores tienen una gran variedad de plataformas para realizar sus compras: desde la web, ya sea a través del móvil, ordenador o tablet; hasta la propia tienda física. Entre todas ellas, el smartphone acapara el mayor volumen de compras in-app, convirtiéndose en una de las principales tendencias del mercado global.

Los smartphones cada vez tienen mayor capacidad y pantallas más grandes, lo que facilita la comodidad e incrementa el número de consumidores que compran a través de apps móviles, dato que sigue aumentando de forma constante.

Las apps de compra se tienen que promocionar

Es fundamental que los retailers se adapten a las necesidades de los consumidores y aprovechen el papel fundamental de los móviles durante todo el proceso de compra, especialmente a través de las ventas in-app.

Según estos datos, queda demostrado que no es suficiente con tener un sitio web, ya que las compras in-app tienen una tasa de conversión tres veces más alta que las de web mobile y casi dos veces más que las realizadas a través del ordenador.

Retailers omnicanal

Otra de las principales tendencias del mercado global es la omnicanalidad. Por mucha importancia que estén cobrando las compras online no significa que las tiendas físicas se estén quedando atrás. Los compradores siguen disfrutando y valorando una experiencia en la tienda física la cual combinan con la comodidad de las compras online. Los retailers deben aprovechar esta circunstancia creando, por ejemplo, métodos de búsqueda de la tienda más cercana o acceso a promociones a través de la app.

Al margen de las compras, que son muchas, los datos que aportan los consumidores omnicanal generan una información útil de cara a estrategias de marketing posteriores, ya que permiten ofrecer productos más asequibles, tiendas más atractivas y un marketing más directo.

Las marcas y retailers deben tener muy en cuenta estas tres tendencias del mercado global. Gracias a ellas acabarán por convertirse en alguien realmente relevante para tus clientes, consiguiendo aumentar las ventas y las tasas de conversión.