Los grandes resultados del Black Friday en España

 

Un año más, el Black Friday, festividad ya adoptada al 100% en España, llegó y pasó. Mientras algunos españoles reciben los últimos paquetes de sus pedidos online realizados el pasado 29 de noviembre, en Criteo hemos obtenido el índice de ingresos del Black Friday en España y el sur de Europa, en comparación con 2018. ¿Los resultados? De lo más interesantes.

El Black Friday en España ha crecido este 2019 un 17% con respecto a 2018. Es una buena cifra, pero no es un crecimiento masivo como ocurrió en años anteriores. Esto significa que el Black Friday ya se ha acomodado en nuestro calendario y ya desde el año pasado y a partir de ahora experimentará un crecimiento más moderado. Los marketeros ya anticipaban esta tendencia, con campañas algo más moderadas este año.

No ocurre igual en otros países como Portugal, donde todavía se encuentra en fase de adopción y este año ha crecido un 60%. Lo que está claro es que el Black Friday en España, así como en el sur de Europa, sigue ganando fuerza y asentándose año tras año.

Quizá, el resultado más interesante sea el del análisis de los dispositivos utilizados para las compras. Si te fijas, verás que, en mayor o menor medida, el uso del ordenador y el smartphone para realizar compras online durante Black Friday en España y en el sur de Europa ha experimentado un aumento.

En España, hemos aumentado el uso del smartphone para realizar nuestras compras cerca de un 40%, y países como Italia han visto un aumento del uso del ordenador de hasta un 38%. La palma se la lleva el uso del smartphone en Portugal, con un aumento del 224%.

Sin embargo, aparece una tendencia que sorprende: descienden en general las compras online en tablet. Desciende al menos 12 puntos en todos los países: en el sur de Europa, hemos comprado más desde el móvil y menos desde la tablet durante este Black Friday.

Estamos deseando que llegue 2020 para ver cómo evoluciona este día que ya forma parte de nuestro periodo festivo.