Retailers, tenéis motivos para actuar como un publisher

 

Echa la vista atrás e intenta imaginar o recordar qué hacías cada mañana en el transcurso de tu domicilio hasta el trabajo. Llegabas a la estación de metro y llevabas, entre otras cosas, un periódico o la revista del mes. Mientras esperabas a que llegase el metro, leías las noticias de tu interés a la vez que pasabas alguna que otra página con publicidad.

En la actualidad, repitiendo este mismo desplazamiento, simplemente con tu móvil te basta para revisar todas las redes sociales, alguna que otra website de compras y todos los periódicos del quiosco que te interesen.

El paso de los años ha traído consigo, lógicamente, una evolución en lo que se publica y en cómo se publica y ello incluye la publicidad. Por eso, para sobrevivir, los publishers que han sufrido esta revolución digital no han tenido más remedio que adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías.

La pregunta es: ¿cómo se gestiona la demanda de las marcas que quieren asociar su nombre a las informaciones más relevantes sin perder calidad en la experiencia del consumidor? La respuesta está en la proposición correcta a las personas adecuadas y en el uso de la tecnología idónea.

El pasado mes de diciembre, Forrester publicó un informe en el que se puede ver cómo gigantes de la industria están duplicando el número de visitantes al mes. Anteriormente, los retailers no se habían atrevido a utilizar el multimedia por temor a arruinar la experiencia de sus compradores y, por tanto, asociar su marca a una imagen negativa. Nada que ver con la realidad y con los datos que nos ofrece el informe. Gracias al multimedia no solo se aumentan las visitas, sino que se mejora notablemente la experiencia de los consumidores.

Para los retailers, el miedo a adaptarse a esta era tecnológica no fue una tarea fácil. A continuación, mostramos las tres claves que hicieron posible dar un paso al frente:

La proposición de valor correcta

Analizando distintas publicaciones como CNN o las pertenecientes al holding Hearst Magazines Digital Media se puede encontrar claras propuestas de valor, basadas en marcas exclusivas y en las oportunidades que brindan a sus anunciantes.

Los retailers lo tienen todo muy definido: consumidores activos, una serie de datos valiosos del comprador y una identidad propia. De hecho, según Forrester, se están buscando nuevas estrategias de publicidad en las que invertir.

Las personas adecuadas

A medida que los publishers se han adaptado a los medios de comunicación, sus estructuras han cambiado. Los publishers tradicionales y los equipos de marketing se han convertido en organizaciones centradas en la creación de productos mediáticos y en el desarrollo de asociaciones con anunciantes. Así, para garantizar y potenciar esta evolución deben contar siempre con el apoyo de toda la organización.

Los retailers no se diferencian en mucho. Por ejemplo, según Jeremy King, vicepresidente ejecutivo y director de Tecnología, explica en su artículo la evolución de Walmart Labs, un laboratorio de innovación que pasó de tener 60 personas a especializarse en distintos equipos que incluyen tecnología de clientes, tecnología de comerciantes, tecnología de cadena de suministro, etc.

Como dice Forrester: “Las redes de medios de comunicación son difíciles de conseguir con un equipo reducido”. Hacen falta manos para desarrollar una tarea en la que los vendedores son esenciales, promoviendo la marca por todos los rincones. Además, es importante tener una interfaz similar a la de Google en la que los marketers compran anuncios e informan sobre el rendimiento de estos.

La tecnología correcta

Saber qué hacer, con quién hacerlo y por supuesto de qué manera es fundamental. La tecnología es un factor imprescindible en todo este proceso. Los publishers han implementado todo tipo de mejoras en este apartado como, por ejemplo, soluciones de licitación, plataformas de gestión, plataformas de oferta, etc. Así se monetiza la publicidad, se interactúa con los clientes y se abre la vía alternativa e innovadora que puedan representar otras formas de promoción.

El resultado de todo este ensamblaje no solo es la automatización y administración de los anuncios mediante programación, sino que garantiza la seguridad de los datos de los anunciantes.

Tener las herramientas correctas permite a los retailers desarrollar ofertas de medios, para ello, tendrán que invertir tiempo en elegir la solución tecnológica adecuada para obtener una implementación rápida y sencilla sin que afecte a la experiencia.

Si te sientes motivado no dejes que el tiempo siga pasando. Los retailers llevan una ligera ventaja en tiempo y conocimiento, ya que se han centrado en la creación de negocios rentables online. La buena noticia es que no es demasiado tarde para empezar, dispones del acceso a una serie de datos de mucha calidad de tus compradores, y sus marcas buscan vincular sus objetivos de marketing con las ventas.

Descarga aquí el informe Forrester.