Retargeting y remarketing, ¿cuál es la diferencia?

 

Retargeting y remarketing son estrategias similares, pero no son sinónimos. Tienen en común, eso sí, que ambas son estrategias empresariales para volver a captar clientes. El objetivo común es que un usuario que ha entrado en tu web vuelva a visitarla o a comprar. Ambas estrategias aumentan el CTR y mejoran el ROI. La metodología es también similar: se recopilan datos sobre el consumidor para presentarle estas campañas en el futuro. Estos datos son fundamentales porque, para que esta estrategia funcione, el factor clave es la personalización: impactos publicitarios que se adapten al usuario en todos sus dispositivos. La diferencia entre retargeting y remarketing está en la forma en que se obtienen esos datos.

Remarketing: una técnica orgánica

Como consumidor, muchas veces facilitas tus datos al acceder a la web o al ecommerce de una marca, ya sea a través de una suscripción, una cuenta de usuario para guardar tus productos favoritos o realizar una compra, contestando un cuestionario o encuesta…

Con toda esta información, la estrategia de remarketing comienza por una generación de listas para realizar campañas de email marketing, aprovechando los datos que se conocen del usuario y así poder enviarle ofertas que se adapten a su perfil y sus gustos.

Retargeting: la magia de las etiquetas

Como expone IAB, el retargeting es “el uso de una etiqueta, un píxel u otro código para permitir que un tercero reconozca a usuarios concretos fuera del dominio donde se recopiló una determinada actividad”.

Esta técnica identifica al usuario con una etiqueta o similar y hace un seguimiento de su viaje online, recopilando información sobre los sitios web que visita y los productos por los que se interesa. Pueden surgir varias estrategias diferentes: se pueden mostrar anuncios de una web ya visitada el usuario mientras navega por otro sitio web, o recomendar un catálogo de los productos ya consultados e incluso abandonados en el carrito de compra.

Más allá del retargeting: el enfoque full funnel de Criteo

Hace tiempo que en Criteo dejamos atrás el retargeting para ofrecer un servicio full funnel, que adapte la publicidad, de forma creativa, a cada fase del proceso de compra del consumidor y haga que se mueva de forma rápida y eficiente a través del embudo, gracias a los datos de nuestro Criteo Shopper Graph, recopilados de nuestros clientes.