Te contamos cómo las agencias de viajes online y las estaciones de esquí pueden aumentar las reservas

 

Es invierno y nos encontramos en plena temporada de esquí, pero las estaciones y las agencias de viajes online se encuentran dos grandes retos en este 2020. En primer lugar, las condiciones meteorológicas no están siendo las mejores, lo que hace que ahora que vuelve el frío sea aún más urgente mejorar la convocatoria a las pistas. En segundo lugar, cada vez es mayor la oferta que los viajeros pueden encontrar en internet.

Con esta premisa, hemos repasado el estudio Why We Book de Criteo para aconsejar a las estaciones de esquí y las agencias sobre la mejor estrategia: la fidelización. ¿Cómo ofrecer valor real con un programa de fidelización?

1. La fidelización en el sector Turismo, aún sin explotar en España

En Estados Unidos, el 47% de los viajeros son miembros de algún programa de fidelización del sector Viajes. Es decir, que cuentan con alguna tarjeta o suscripción a través de la que obtienen descuentos y otros beneficios. Esta estrategia de fidelización será clave para el sector del esquí en España, donde, sin embargo, solo el 27% de los viajeros forma parte de un programa similar. Por lo tanto, hay muchos españoles ahí fuera que las estaciones de esquí o agencias online podrían fidelizar, ¡solo hay que hacerles llegar una oferta atractiva!

Estudia a tu cliente habitual y diseña un programa de beneficios que se adapte a él. Si recibe incentivos por contratar online su viaje a la nieve, es muy probable que recurra a ti en más ocasiones. Vamos preparando los esquís.

2. Los jóvenes esquiadores, el público más receloso ante la fidelización

Este tipo de programas de fidelización aún tiene margen de penetración en España, pero sobre todo entre los más jóvenes. Solo el 17% de los millenials y la Generación Z los utiliza. A la hora de proponer su programa, las estaciones de esquí y las agencias deberán tener en cuenta que es la generación que más tiende a olvidar sus suscripciones, y la que más se da de baja, sobre todo si reciben demasiados emails.

Por lo tanto, si eres una agencia o una estación de esquí, intenta no ser intrusivo y no llenar sus bandejas de entrada, pero recuérdales de vez en cuando que son miembros de tu programa de fidelización: avísales, por ejemplo, cuando vaya a haber buena nieve o cuando lances una oferta especialmente atractiva.

Es importante entender que quienes están suscritos a un programa de fidelización no solo quieren promociones y ofertas. La clave de esta estrategia será ponerles en el centro, pensar como ellos e impactar con lo que a ellos les genera interés, porque ese es el valor añadido de un programa de fidelización. Estas estrategias, bien ejecutadas, se traducirán en más reservas, más esquiadores y más bajadas por las pistas.