Junio 6, 2018
Compartir

Transparencia, un “must” de la publicidad online

 

Publicidad y transparencia son dos conceptos que ineludiblemente ya van de la mano.  Las empresas que se anuncian en la red han interiorizado la importancia de evitar los problemas que aparecen cuando sus anuncios no se muestran en el lugar correcto.

Son muchas las compañías que están vigilando sus protocolos de actuación para mejorar la transparencia. Así, encontramos el ejemplo en la multinacional P&G, que ha revisado sus contratos de agencia en la búsqueda de esa transparencia en la cadena de suministro a los medios.

El escenario es el siguiente: cada vez se utilizan más teléfonos móviles, con más potencia, inteligencia y tecnología que accede a los datos del consumidor. Poder salvaguardar su privacidad es un asunto de vital importancia. La seguridad de sus datos es imprescindible para su confianza y forma una parte fundamental de la innovación en los medios. Al mismo tiempo, los consumidores hacen que el uso de datos de marketing sea relevante al demandar experiencias cada vez más personalizadas.

Que Criteo sea la compañía elegida por las marcas para llevar a cabo este proceso tiene que ver con la transparencia y el control que entrega a las marcas, ya que sus consumidores tienen el derecho de saber cómo y por qué reciben los anuncios durante su navegación. Es uno de los ocho puntos que definen las principales tendencias de commerce marketing del año 2018.

Por eso, abordar los datos desde el máximo respeto es vital para que los consumidores no sientan cualquier anuncio como algo intrusivo, pudiendo complicar además la cadena de compra y, de paso, dañar la confianza que los consumidores crean con las marcas.

Marco de transparencia

Las autoridades en la materia también se han sensibilizado con el asunto y después de muchas deliberaciones surgió como respuesta el llamado Marco de Transparencia y Consentimiento RGPD de la IAB Europa. Estos tienen un objetivo simple: ayudar a todas las partes de la cadena de publicidad digital a cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos de la UE al procesar datos personales o acceder a información no personal o datos personales en dispositivos de usuario.