Septiembre 11, 2018
Compartir

Social Media Retargeting: cómo funciona y por qué lo necesitas

 

Si las redes sociales ocupan algo más de dos horas diarias de nuestro tiempo, es lógico que cualquier marketer caiga en que puede ser una herramienta eficaz para lograr que un comprador potencial acabe comprando sus productos.

Al vivir en un mundo omnicanal se convierte en un verdadero desafío el hecho de coordinar de forma eficiente una web abierta, una plataforma cerrada y una red social; aunque el final de sus respectivos trayectos confluya en el mismo punto.

Las redes sociales forman parte activa de nuestras vidas y hay que estar atento a todo lo que ocurre en ellas para lograr el retargeting deseado.

 

Cómo funciona el social media retargeting

Facebook e Instagram lo hacen fácil. Gracias a un social media retargeting como Criteo, cada vez que un comprador potencial visita una página y agrega un producto al carrito de la compra, una cookie con información avisa de la acción.

En muchas ocasiones, los compradores navegan por distintos sitios que van abandonando de forma paulatina. El social media retargeting puede devolverlos al lugar donde están esos productos atractivos para ellos y ofrecerles lo necesario para animarlos a comprar.

Las cookies permiten al social media retargeting saber cuándo aparece y desaparece ese cliente que ha pasado por Facebook o Instagram. A partir de ahí y en base a la experiencia y un número de veces que ese proceso se haya repetido, se le mostrarán anuncios lo más personalizados posibles en el momento adecuado e incluso en el dispositivo correcto.

Un ejemplo muy cotidiano podría ser el de una consumidora que decide navegar por un sitio web. Una vez supera la búsqueda inicial todo queda capturado en cada nivel, es decir, hay un registro de sus listas, los productos que visiona y el estado de la cesta de la compra.

Lo hace desde su desktop en horario de oficina. Por eso, deja a medias la navegación que recupera más tarde con el retargeting, ya que se detecta la conexión a su página personal de Facebook. Todo en tiempo real.

La intención de compra se activa y se calcula, la recomendación se determina y el diseño dinámico del anuncio se realiza sin dilación. En ese anuncio aparecen los productos que ha visto y aquellos que también pudieran ser de su interés por patrones de búsqueda.

Esta consumidora abandona Facebook, sigue utilizando su smartphone, pero decide informarse a través del website del diario El Mundo. Ahí continúa el proceso de retargeting.

Ya es de noche y antes de dormir, un último repaso al Instagram para ver las últimas imágenes de la jornada. La vinculación a la página del producto vuelve a producirse. Y antes de apagar la luz es más que probable que pueda completarse la compra.

 

Criteo Dynamic retargeting para Facebook e Instagram

A fin de cuentas, un retargeting correcto es aquel que recoge a un cliente potencial navegando en cualquier punto de la red a través de cualquier plataforma y consigue mediante una serie de acciones conducirlo hasta la meta, que no es otra que la conversión. Ni más ni menos. El social media retargeting correcto crea experiencias unificadas de canales cruzados, conecta puntos entre redes sociales, publishers y sitios de comercio electrónico. Todo ese entramado genera una información tal que describe con detalle como es el costumer journey de cada comprador.

Ese rendimiento inigualable es el que ofrece Criteo Dynamic Retargeting para Facebook e Instagram. En tiempo real, la intención de compra bien sea a través de smartphone, app o en el escritorio de su desktop.

Entre otras ventajas añadidas, figura el hecho de mostrar de forma más personalizada una mayor extensión del catálogo disponible, productos nunca antes vistos y que encajen en los patrones de sus gustos actuales.

También impulsa alrededor de un 20% el compromiso con los elementos activos, agregando texto y gráficos dinámicos y personalizados sobre las imágenes de los anuncios. Todo más atractivo. Por si fuera poco, el retorno de la inversión en Facebook e Instagram aumenta con una oferta más concreta y precisa conectando cuando los compradores estén más dispuestos a convertir.

En definitiva, los clientes actuales que usan Criteo Dynamic Retargeting en Facebook e Instagram aumentan de media un 12% el volumen de ventas en todas sus campañas de retargeting.

 

Retargeting y alcance social

Si la combinación de usuarios activos mensuales combinados entre Facebook e Instagram casi alcanza los 3 mil millones, el beneficio que las empresas pueden obtener el integrar el retargeting del social media en sus estrategias de marketing es evidente.

Además de grandes plataformas de comunicación lo son también de marketing. Poderoso contenedor para que los especialistas de cada empresa tengan un alcance mucho mayor. Como ir a pescar con una red en lugar de con una caña.

El retargeting social no solo aumenta las ventas, sino que fortalece las relaciones con esos compradores que entran y salen y que vuelven para quedarse definitivamente.